EL UNIVERSO DEL PAPEL

Descubre cómo puedes crear tu propio mundo del papel y contribuir a un futuro más sostenible y hermoso.

Getty Images

Los costos ambientales ocultos de lo digital

Desde el creciente problema de la basura electrónica hasta el aumento de la huella de carbono de los centros de datos, analizamos el impacto que la transformación digital está teniendo en el planeta.

Una pregunta: ¿cuántos teléfonos y dispositivos antiguos y sin uso tienes en casa? Según una investigación de la Royal Society of Chemistry, el 45% de los hogares en el Reino Unido tienen entre dos y cinco dispositivos electrónicos sin uso en cajones y cajas, y la mayoría de las personas no tiene planes de reciclarlos.

Lo que muchas personas no se dan cuenta es que, aunque estos dispositivos pueden no tener mucho valor monetario para el propietario, tienen un valor enorme para el medio ambiente, ya que contienen una gran cantidad de metales preciosos que deben extraerse para la fabricación de nuevos dispositivos, y esta minería tiene un gran impacto en el medio ambiente y en lo social.

“Estos equipos tienen muchos recursos importantes que se pueden utilizar en la producción de nuevos dispositivos electrónicos u otros equipos, como turbinas eólicas, baterías de autos eléctricos o paneles solares”, dijo Magdalena Charytanowicz, del Foro Internacional de Residuos de Equipos Eléctricos y Electrónicos (WEEE). “Todo esto es crucial para la transición verde y digital hacia sociedades de bajo carbono”.

“Dark data”
La gran cantidad de basura electrónica es solo un aspecto de los desafíos ambientales asociados con los medios digitales. Otro problema fundamental es el aumento exponencial de los “dark data“, archivos de imágenes, audios y documentos almacenados en centros de datos en todo el mundo, que nunca se volverán a ver ni a utilizar.

Con el almacenamiento de datos fácilmente disponible, gratuito o de bajo costo, muchas empresas e individuos simplemente no se preocupan por eliminar información que ya no es útil y que sigue almacenada en la “nube”. Según el informe State of Dark Data de TRUE Global Research, el 55% de los datos típicos de una organización almacenados en la nube son obsoletos.

El problema radica en la cantidad de energía necesaria para mantener toda esta información. Según un informe de The Shift Project, la huella de carbono de nuestros dispositivos electrónicos, de Internet y de los sistemas que los respaldan representa casi el 4% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, una cantidad similar a la producida por el sector de la aviación, con la previsión de que estas emisiones puedan duplicarse para 2025.

“Lo que los gobiernos no han observado hasta ahora es la huella de carbono de la digitalización”, dice Tom Jackson, profesor de gestión de información y conocimiento de la Universidad de Loughborough. “Es como la analogía del iceberg: hay grandes contaminadores que están en la cima del iceberg, pero debajo de la superficie hay muchos problemas que aún no estamos viendo”.

Y ciertamente no hay disminución en la cantidad de datos generados. En 2025, el mundo podría estar generando 181 zettabytes (181 billones de gigabytes). Es difícil imaginar estos números, así que considere el tamaño de un edificio utilizado para almacenar grandes cantidades de datos. Ubicado en Langfang, China, el Range International Information Group es el centro de datos más grande del mundo, distribuido en más de 580,000 metros cuadrados.

El Nuevo Plástico
Ya sea responsable de la huella digital de una empresa completa o solo de la suya, hay varias cosas que puede hacer. Como organización, el primer paso es comprender cuántos y qué datos procesa y almacena la empresa. Luego, piense en cómo su empresa utiliza el conocimiento y considere cómo puede guardar información importante sin que los empleados tengan que buscarla constantemente.

A nivel personal, tómese un tiempo para revisar todas las imágenes y videos almacenados en iCloud o Google Images y elimine los que ya no necesita. Luego, reúna todos los teléfonos y dispositivos antiguos de la casa y llévelos al centro de reciclaje local, asegurándose de hacer una copia de seguridad de toda la información, imágenes o videos almacenados que sean realmente importantes antes de restablecer la configuración de fábrica.

“Necesitamos replantear la cantidad de datos que estamos generando como sociedad”, dice Tom Jackson. “Necesitamos pensar en esto de la misma manera que pensamos en el plástico; ¿realmente necesitamos todos estos aplicativos y dispositivos que están generando y almacenando todos estos datos?”

Fuentes:
https://www.statista.com/statistics/871513/worldwide-data-created/
https://www.bbc.com/future/article/20200305-why-your-internet-habits-are-not-as-clean-as-you-think
https://theconversation.com/dark-data-is-killing-the-planet-we-need-digital-decarbonisation-190423

Artículo escrito por Sam Upton, Two Sides UK y adaptado por el Equipo Two Sides América Latina.